Tamaulipas inaugura infraestructura para reforzar la seguridad pública en la frontera con Texas.

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- A fin de fortalecer la infraestructura de seguridad y reforzar las operaciones de la Policía Estatal en cada región de Tamaulipas, inició operaciones el Complejo Regional de Seguridad Pública de Nuevo Laredo, inaugurado este lunes por el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, en compañía de la cónsul de los Estados Unidos en Nuevo Laredo, Deanna Kim, autoridades estatales, de agencias de seguridad norteamericanas y representantes de los sectores productivos, informó el gobierno de Tamaulipas en un comunicado.

El Complejo de Nuevo Laredo requirió una inversión de 230 millones de pesos y se suma al que ya opera en Reynosa y a la ampliación realizada en el de Ciudad Victoria, así como al que próximamente será inaugurado en Altamira para fortalecer la seguridad en la Zona Conurbada Sur de Tamaulipas.

En su mensaje, el Gobernador del Estado destacó que Tamaulipas se mantiene entre las entidades del país con menor índice delictivo, de acuerdo a información del Sistema Nacional de Seguridad Pública, y que esos resultados son producto de la estrategia, acciones y coordinación en materia de seguridad emprendida por el Gobierno Estatal.

“Hemos dado resultados porque hemos entendido que aquí en la frontera no solamente somos vecinos, somos socios comerciales, aliados y familia. Vamos a seguir trabajando con nuestros vecinos del norte para hacer de la frontera entre Tamaulipas y Texas, una frontera fuerte, competitiva y que eleve la calidad de vida de las familias que habitan en ambos lados”, dijo en su mensaje el Gobernador.

García Cabeza de Vaca estuvo acompañado por la cónsul de los Estados Unidos de Norteamérica en Nuevo Laredo, Deanna Kim; el representante Henry Cuellar; el alcalde de Nuevo Laredo, Enrique Rivas; el mayor de Laredo, Texas, Pete Saenz; autoridades y agentes norteamericanos de CBP (Customs and Border Protection), Homeland Security, ICE (Immigration and Customs Enforcement) y de la Alianza para Combatir las Amenazas Internacionales (ACTT).

“En el poco tiempo que llevo en Nuevo Laredo me ha impresionado gratamente la colaboración que existe entre el gobierno, la sociedad civil y la iniciativa privada en ambos lados del río. Estoy lista para trabajar juntos y garantizar el flujo eficiente de bienes, servicios y viajeros, a través de nuestra frontera común, beneficiando a ambos países”, dijo la cónsul norteamericana.

Por su parte, el congresista Henry Cuellar destacó la colaboración binacional en materia de seguridad pública.“Sabemos que el Río Bravo no nos divide, nos une. Gobernador, usted ve aquí a los oficiales del lado americano, queremos trabajar en equipo con ustedes en Tamaulipas”.

El Complejo Regional de Seguridad Pública de Nuevo Laredo cuenta con área de dormitorios con capacidad para 640 elementos, campo de infantería, espacios deportivos, plaza cívica y áreas administrativas. Su operación permite fortalecer la seguridad en la región norte de Tamaulipas y brindar a los elementos de la Policía Estatal espacios dignos y funcionales para llevar a cabo sus tareas.

Como parte de su agenda de trabajo en Nuevo Laredo, el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca también sostuvo una reunión de trabajo en las oficinas del fideicomiso del Puente Internacional III, en la que revisó las obras que el Gobierno de Tamaulipas desarrolla en el cruce para fortalecer su competitividad.

Destaca la construcción del acceso al quinto carril, la ampliación de 4 a 7 carriles de exportación para mejorar el flujo de los vehículos de carga, la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales, un edificio de resguardo de equipos de Protección Civil, un dren pluvial y la instalación de portones de ingreso y salida de exportación.

Alertan sobre alimentos prohibidos en los puentes internaciones en estas fiestas navideñas

LAREDO, Texas — Mientras la comunidad fronteriza México-Estados Unidos observa la próxima temporada navideña, el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos advierte al público viajero que ciertos artículos agrícolas utilizados en las festividades navideñas tienen prohibido ingresar a los Estados Unidos y pueden transmitir plagas y enfermedades dañinas, informó en un comunicado el servicio de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos 

“Nos gustaría recordarles a los viajeros transfronterizos a medida que nos acercamos a las vacaciones que hay ciertas frutas y verduras que se usan comúnmente en las celebraciones de las fiestas a las que se les prohíbe la entrada,” dijo el Director Portuario, Tater Ortiz, del Puerto de Entrada de Brownsville.  “Recuerde declarar todos los artículos agrícolas al ingresar a los EE. UU. Y consulte el sitio web de CBP y los enlaces dentro de este comunicado de prensa para obtener información importante sobre artículos prohibidos y restringidos.”, señaló el boletín.

Muchas familias de las comunidades fronterizas celebran la Navidad participando en posadas. Las posadas son fiestas religiosas que se celebran en México y algunas partes de Estados Unidos entre el 16 y el 24 de diciembre. Las Posadas conmemoran el viaje que José y María hicieron desde Nazaret a Belén en busca de un refugio seguro donde María pudiera dar a luz al niño Jesús.

Común a estas celebraciones es el ponche o ponche Navideño; generalmente elaborado con caña de azúcar, guayabas y manzanas (todos artículos prohibidos). Muchas veces, los niños recibirán bolsas de dulces con frutas en estos eventos.

Los cítricos cuya importación personal está prohibida incluyen los siguientes: naranjas, toronjas, mandarinas, naranjas ácidas y limas dulces. Otras frutas populares que también están prohibidas incluyen manzanas, guayabas, mangos, duraznos y granadas.

El no declarar los artículos agrícolas prohibidos también puede resultar en multas. Las multas por importaciones personales de artículos agrícolas prohibidos no declarados, dependiendo de la gravedad de la infracción, pueden ascender a $1,000 y hasta más de $250,000 para importaciones comerciales.

La vacuna contra el COVID-19 llegará al valle a cinco hospitales y un centro de salud de la universidad.

Texas recibió los primeros cargamentos de la vacuna contra el COVID-19. Cuatro lugares recibieron 19,500 dosis de la vacuna de Pfizer el lunes por la mañana. Otros 19 lugares recibirán 75,075 dosis el martes, difundió en un comunicado el Departamento de Servicios Humanos de Texas.

La vacuna, llegará el martes al Valle de Texas a las siguientes ubicaciones y con el siguiente número de dosis que serán aplicadas a trabajadores de salud de primera linea de esos centros hospitalarios y educativos. En total arribarán 14 mil 625 dosis en el primer envío.

Se espera que el condado de Hidalgo reciba la vacuna en cinco ubicaciones mientras que el condado de Cameron las recibirá sólo en el hospital Valley Baptist Medical Center de Harlingen por lo pronto.

“Ver llegar las primeras dosis de la vacuna a Texas es un acontecimiento importante que indica que volver a la vida que llevábamos antes ya está al alcance”, dijo el Dr. John Hellerstedt, comisionado del DSHS. “No podemos detenernos antes de alcanzar la meta final. Esto nos da esperanzas y fortalece nuestra resolución de hacer lo que se tenga que hacer para acabar con la pandemia”, enfatizó el boletín.

La vacuna de Pfizer (PDF en inglés) comenzó a distribuirse durante el fin de semana después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) autorizó el uso de emergencia. Los científicos de la FDA determinaron que las ventajas de la vacuna en las personas mayores de 16 años superan sus riesgos. Una segunda vacuna, fabricada por Moderna, está siendo considerada por la FDA y podría ser aprobada a finales de esta semana.

Se espera que se envíen cargamentos adicionales a finales de esta semana. En total, a Texas se le asignaron 224,250 dosis de la vacuna para ser entregadas a 110 proveedores en todo el estado en la primera semana de distribución. La atención se centró en las instalaciones que indicaron que vacunarían a por lo menos 975 trabajadores de la salud de primera línea, ya que es el pedido mínimo para la vacuna de Pfizer. Cuando la vacuna de Moderna se distribuya la próxima semana, disponible en lotes de 100 dosis, muchos más proveedores en todo el estado podrán obtenerla. La lista completa de las instalaciones que recibirán la vacuna en la primera semana se encuentra en Distribución de la vacuna contra COVID-19. Semana 1.

Ponerse la vacuna contra el COVID-19 es voluntario. Los trabajadores de la salud en primera línea y los residentes de los centros de atención a largo plazo (PDF en inglés) serán los primeros grupos que recibirán la vacuna, y el Panel de Expertos en Asignación de Vacunas hará recomendaciones sobre los grupos que les seguirán. Se tomará meses para fabricar y distribuir suficientes vacunas para todas las personas que quieran vacunarse. Mientras tanto, todos debemos seguir evitando la transmisión de COVID-19 usando mascarillas y practicando el distanciamiento social cuando estemos cerca de personas con las que no vivimos, quedándonos en casa cuando sea posible y lavándonos las manos a menudo.

Abre gobierno oficina para paisanos para ayudarles a su regreso a México

Los paisanos deberán hablar al Centro de Atención telefónico “Nuestros Héroes Paisanos 911” si enfrentan problemas de seguridad en el camino, extorsión, corrupción, abuso, malos tratos, asistencia jurídica y asistencia médica entre otros percances.

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador, anunció que se abrirá una oficina en la presidencia de la república para ayudar a estos paisanos que calificó de héroes principalmente por sus contribuciones.

Envió un mensaje a todos los funcionarios de su gobierno, incluyendo aduanas y migración sobre esta campaña para ayudar a estos mexicanos que mayormente regresan a su país durante esta fechas decembrinas.

Se informó que aproximadamente 40 dependencias federales y locales participarán en este programa, incluyendo la guardia nacional.

Oficiales de CBP de Brownsville Confiscan $618 Mil en Narcóticos en Tres Incautaciones

BROWNSVILLE, Texas – Los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) que trabajaban en el Puerto de Entrada de Brownsville interceptaron presuntos narcóticos en tres acciones policiales separadas que tienen un valor de calle estimado combinado de $618,520.

“Nuestros oficiales de CBP siguen comprometidos con mantener nuestras fronteras seguras y su arduo trabajo y dedicación ha llevado a la reciente serie de importantes incautaciones de narcóticos,” dijo el Director Portuario, Tater Ortiz, del Puerto de Entrada de Brownsville.

La primera incautación tuvo lugar el miércoles, 9 de diciembre, en el Puente Internacional cuando un ciudadano estadounidense de 46 años de Harlingen, Texas, solicitó ingresar a los Estados Unidos conduciendo una Ford F-150 modelo 2004.  El vehículo se remitió a CBP secundario para un examen más detallado después de una inspección primaria.  En el área de inspección secundaria, con la ayuda de un sistema de imágenes no intrusivo (NII), los oficiales de CBP descubrieron 14 paquetes ocultos dentro de la Ford F-150.  Los oficiales de CBP retiraron los paquetes, que contenían un total de 33.55 libras de presunta cocaína.

La segunda incautación también tuvo lugar el miércoles, 9 de diciembre, en el Puente Internacional Brownsville y Matamoros cuando un ciudadano estadounidense de 56 años de Brownsville, Texas, solicitó ingresar a los Estados Unidos conduciendo una Ford F350 modelo 2006. El vehículo se remitió a CBP secundario para un examen más detallado después de una inspección primaria.  En el área de inspección secundaria, con la ayuda de un sistema de imágenes no intrusivo (NII) y una unidad canina, los oficiales de CBP descubrieron 14 paquetes ocultos dentro del Ford F350. Los oficiales de CBP retiraron los paquetes, que contenían un total de 11.33 libras de presunta cocaína.

La tercera incautación también tuvo lugar el miércoles 9 de diciembre en el Puente Internacional de Brownsville y Matamoros cuando un ciudadano estadounidense de 20 años de Yoakum, Texas, solicitó ingresar a los Estados Unidos conduciendo un Chevrolet Malibu 2008. El vehículo se remitió a CBP secundario para un examen más detallado después de una inspección primaria.  En el área de inspección secundaria, con la ayuda de un sistema de imágenes no intrusivo (NII) y una unidad canina, los oficiales de CBP descubrieron siete paquetes ocultos dentro del Malibu.  Los oficiales de CBP retiraron los paquetes, que contenían un total de 10 libras de presunta heroína en forma alquitrán negro.

El valor estimado en la calle de los narcóticos de las incautaciones es de aproximadamente $258,740, $87,380 y $272,400, respectivamente.

Los oficiales de CBP confiscaron los narcóticos junto con los vehículos, arrestaron a los conductores y los entregaron a la custodia de agentes especiales de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) para una mayor investigación.